¿Cuáles son los trastornos del sueño infantil?

¿Cuáles son los trastornos del sueño infantil?

Los niños no son ajenos a los trastornos del sueño y se estima que el 30% de la población infantil presenta algún problema relacionado con el descanso nocturno. Es fundamental corregir estos trastornos lo más pronto posible para evitar alteraciones en el bienestar físico, mental y emocional de nuestros hijos de y de nosotros mismos.

Existen varios trastornos del sueño infantil que impiden a los niños tener un sueño de calidad o dormir las horas necesarias; los cuales se clasifican en tres grandes grupos.

El primer grupo son los Trastornos primarios del sueño que son aquellos que no se deben a ninguna enfermedad médica o mental y entre los que se encuentran el insomnio, narcolepsia, hipersomnia, trastornos del sueño relacionados con la respiración, trastornos del ciclo circadiano, sonambulismo, pesadillas y terrores nocturnos y otros trastornos como el bruxismo y la somniloquia (chirriar los dientes involuntariamente y hablar en sueños).

El segundo y el tercer grupo serían los Trastornos del sueño debidos a enfermedades médicas y los relacionados con trastornos mentales que merecerían atención clínica independiente.

En este artículo, nos centraremos en los trastornos del primer grupo, por ser los más frecuentes.


Trastornos Primarios del Sueño

Insomnio: Es la dificultad para iniciar el sueño, debido a la adquisición de hábitos adquiridos, por causas psicológicas o como consecuencia de una tensión condicionada.

Narcolepsia: Muy poco frecuente durante la infancia, se caracteriza por la presencia de ataques repentinos de sueño, parálisis del sueño y alucinaciones.

Hipersomnia: Consiste en una excesiva cantidad de sueño con un incremento de la somnolencia diurna que puede manifestarse en hiperactividad y mal comportamiento.

Trastornos relacionados con la respiración: El Síndrome de apnea del sueño infantil se caracteriza por la presencia de episodios de obstrucción parcial o total de la vía aérea durante el sueño, manifestándose en despertares nocturnos y somnolencia diurna.

Trastornos del ciclo circadiano: Se producen por una mala sincronización del sueño deseado y el real que tiene como consecuencia episodios de sueño en horas inadecuadas y somnolencia. Una de las causas más conocidas es el Jet Lag.

Sonambulismo: Es una de la parasomnias infantiles más frecuentes caracterizada por episodios en los que el niño se incorpora bruscamente de la cama e incluso puede levantarse, hablar y comenzar a caminar.

Pesadillas: Las pesadillas aparecen en la etapa del sueño en la que el cerebro está más activo, esto es en la fase REM. Cuando los niños se despiertan debido a una pesadilla, las imágenes parecen reales porque siguen presentes en su mente, por lo que es normal que se sientan asustados y alterados.

Terrores nocturnos: Menos frecuentes que las pesadillas, normalmente se presentan en la primera mitad de la noche. El niño puede sentarse bruscamente en la cama y gritar y llorar en un estado de gran ansiedad. A diferencia de las pesadillas, no suele permanecer el recuerdo del sueño.

En Dormir Arropado te ofrecemos soluciones y productos para que el sueño de tus hijos y el tuyo sea placentero y confortable. Porque sabemos que el bienestar de nuestros seres queridos es primordial estaremos encantados de asesorarte a través del teléfono 639.150.750 y del correo info@dormirarropado.com de lunes a viernes de 9h a 13h.

Publicado en 16/04/2016 Home 0 485

Dejar un comentarioResponder

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.

Categorías del blog

Últimos comentarios

Buscar en el blog

Opiniones Clientes
10/10
Después de unos días probando este sistema, los niños no se despiertan por la noche como antes! Una idea tan sencilla pero muy importante. Me ha valido mucho la pena.
Ant.
Sig.

Sin productos

A determinar Portes
0,00 € Total

Finalizar compra